Chile tiene elementos únicos que no existen en ninguna parte del mundo por eso como chilenos y chilenas debemos aprovecharlos.

Deseamos que nuestro país sea conocido en el mundo no sólo por la belleza de su Patagonia, el desierto, o la Isla de Pascua, sino que como un destino que vale la pena recorrer de norte a sur, con gente amable, una oferta de servicios y atractivos diversos en temáticas y precios, con una industria turística cuyo sello sea la calidad, la sustentabilidad y el profesionalismo.

Nuestra tarea es mostrar tanto al mundo como a nacionales que existen destinos diversos y alternativos. Por ejemplo, en la Región de Arica y Parinacota tenemos Cultura/Momias de Chinchorro; Turismo Aventura y Naturaleza: Volcán Ojos del Salado en la Región de Atacama y Surf en la costa de la Región de O’Higgins como Puertecillo, Matanzas, Pichilemu y Buchupureo; Turismo Astronómico y Naturaleza en Parque Nacional Fray Jorge en la Región de Coquimbo; Cochamó en la Región de Los Lagos; Lago Budi en la Región de la Araucanía; y Parques Nacionales de la Región de Aysén, son algunos de los tantos lugares que ofrece nuestro país en paralelo a lo ya conocido y que muestra a los visitantes paisajes y experiencias fascinantes e imperdibles.

Debemos realizar una promoción turística enfocada y efectiva, y al mismo tiempo, aprovechar las ventajas competitivas y elementos diferenciadores que tenemos en gastronomía, vinos, patrimonio cultural, áreas protegidas, escenarios diversos, para atraer cada vez más turistas.

Estamos convencidos que es necesario aprovechar nuestro potencial turístico y trabajar para tener una mayor competitividad internacional para atraer a más turistas desde todas partes del mundo.