Para lograr un Desarrollo Turístico Sustentable es clave que fortalezcamos la gestión y calidad de la oferta turística.

 En este contexto, uno de los ejes que guían el desarrollo turístico de nuestro país, y que forma parte del Plan Nacional de Desarrollo Turístico Sustentable, es la mejora constante de la calidad de la oferta de los servicios turísticos y por ende, de la satisfacción de los usuarios o clientes en la experiencia turística. El que la oferta turística nacional tenga certificaciones de calidad y distinciones sustentabilidad le da un valor competitivo para la industria y un factor diferenciador como país.

 El Sistema de Certificación de Calidad Turística, resultado de un esfuerzo público-privado para promover el desarrollo de servicios en torno a la calidad, ha logrado ser un claro beneficio no sólo para los turistas nacionales e internacionales, sino que también para las mismas empresas, ya que les ha permitido ordenar sus protocolos de gestión interna.

Hoy día, contamos con sellos de calidad, como el Sello Q, que reconoce a las empresas de alojamiento, tour operadores, guías, y agencias de viaje por la calidad de la infraestructura y la distinción de sustentabilidad reconoce a alojamientos en su compromiso con la sustentabilidad.

 Es grato constatar el interés de nuestra oferta nacional por desarrollarse en el marco de un turismo sustentable, esto no sólo contribuye al posicionamiento de Chile como destino sustentable, sino que también les abre oportunidades de encantar a nichos de viajeros más exigentes, turistas de mayor gasto que aporten con las economías locales, y que la industria turística asuma un compromiso con nuestros recursos en el largo plazo.