En el inicio de la Temporada de Cruceros 2018-2019, la subsecretaria de Turismo destacó el reciente avance en la tramitación de la Ley de Cabotaje y el crecimiento en el número de recaladas en Chile, las que aumentarán en un 26% respecto al año anterior.

Con el arribo del crucero holandés Zaandam en las costas de Coquimbo, inició oficialmente la Temporada de Cruceros 2018-2019 en todo el país.

Ante la llegada del primer barco, la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, destacó que se espera que recalen en los puertos del país cerca de 329 cruceros en esta nueva temporada, equivalente a un aumento de 26% respecto a la temporada anterior.

Asimismo, informó que en la temporada 2018-2019 se espera que lleguen más de 312.221 cruceristas y más de 127.002 tripulantes a las costas chilenas, totalizando cerca de 439.223 personas transportadas, lo que equivale a un aumento de 21% a este respecto.

Según explicó la subsecretaria, la importancia de esta industria recae en su aporte directo a las economías locales: “Con la llegada de más cruceros a Chile, aumentará el ingreso de divisas al país y los puestos de trabajo en las ciudades portuarias. Además, las llegadas de estos cruceros impulsarán el comercio local y permitirán que más emprendedores turísticos desarrollen actividades para abastecer a los viajeros que buscan una experiencia única durante las horas que dura su visita en tierra”.

Ante el inicio de la nueva temporada, la autoridad también destacó el reciente avance en el Congreso del proyecto de ley de cabotaje: “El turismo de cruceros representa uno de los segmentos de mercado turístico que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años con cerca de 26.7 millones de pasajeros a nivel mundial en 2017. Por ello, el avance a segundo trámite legislativo de la ley de cabotaje, la cual flexibilizará la recalada de pasajeros de cruceros internacionales de gran tamaño a lo largo del país, es una excelente oportunidad para incrementar nuestra participación de mercado”, señaló la subsecretaria.

Respecto a los desafíos de la industria, la subsecretaria recalcó que desde el gobierno apoyarán iniciativas que refuercen la infraestructura necesaria para acrecentar la industria, pero que además es necesario “generar una oferta complementaria de productos y servicios turísticos para que los nuevos visitantes puedan disfrutar de nuestra cultura y patrimonio natural”.