• La medida involucra a Conguillío, Huerquehue y Nahuelbuta, y tiene por objetivo potenciar el desarrollo turístico de las áreas, a través de la puesta en valor del territorio, el trabajo mancomunado con la comunidad y el cuidado del Medio Ambiente.

La priorización de tres Parques Nacionales de la Araucanía anunció el Comité de ministros del Turismo, encabezado por el ministro de Economía, Fomento y Turismo, José Ramón Valente, tras su primera sesión del año el lunes 04 de marzo en horas de la tarde. El objetivo de la medida es potenciar el desarrollo turístico sustentable de las Áreas Silvestres Protegidas del Estado, respetando la diversidad biológica y la conservación del patrimonio ambiental y cultural.

A través de la priorización, que involucra los Parques Nacionales de Conguillío, Huerquehue y Nahuelbuta, se iniciará un trabajo conjunto con los actores locales y la comunidad para planificar el proceso de desarrollo turístico sustentable, considerando en el proceso la viabilidad económica y la conservación medioambiental y cultural de estas áreas, según indicó el Comité, en el que participaron el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno; el ministro de Agricultura, Antonio Walker; la ministra de Medio Ambiente,  Carolina Schmidt; el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward; el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios y la Subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett, entre otras autoridades.

Por su parte, la subsecretaria Zalaquett indicó que “nuestro objetivo es generar un desarrollo turístico integral en los parques. A partir de la priorización podremos iniciar un proceso de puesta en valor, en cuya planificación se involucrará a la comunidad para que participe en el desarrollo y cuidado de éste. El Turismo es uno de los ejes del Plan Impulso, que es parte del Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en La Araucanía y, en este sentido, estos parques pueden jugar un rol determinante, transformándose en fuente de trabajo para cientos de personas y con ello llevando ingresos y mayor bienestar a las comunidades aledañas a las áreas a la vez que salvaguardar su patrimonio natural y cultural”.

Según lo indicado, la subsecretaría de Turismo definió un modelo de gestión para áreas protegidas que incluye aspectos como la planificación territorial, el diseño e implementación de infraestructura, el desarrollo de información y servicios para el visitante, además del impulso al desarrollo de la oferta turística y el cuidado medioambiental.