• Tras la primera reducción de tasas realizada el año pasado, el número de pasajeros en vuelos nacionales aumentó, mientras que el precio promedio de los pasajes disminuyó.

Como parte de la presentación del plan de Modernización de Aeropuertos, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto al ministro de Economía, Fomento y Turismo, Juan Andrés Fontaine, firmó el decreto que establece la disminución de las tasas de embarque para vuelos nacionales e internacionales a contar de septiembre con el objetivo de abaratar los costos del transporte aéreo.

En la actividad, realizada en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez, también participó el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, y los subsecretarios de Economía y Turismo, Ignacio Guerrero y Mónica Zalaquett, respectivamente.

Con la nueva rebaja, las tasas de embarque de vuelos nacionales bajarán un 10% adicional, mientras que las tasas internacionales disminuirán un 3,8%. Esta rebaja se suma a la disminución implementada por el Gobierno en septiembre pasado.

“Muchas veces, la tasa de embarque es más cara que el pasaje o trasladarse al aeropuerto es más caro que el pasaje de avión y para darle un alivio a nuestros compatriotas, iniciamos un proceso de reducción de tasas de embarque de 20% en septiembre de 2018, lo cual significó un impulso a la rebaja de los precios de los pasajes. Hoy día vamos a hacer una nueva rebaja, a partir del mes de septiembre”, dijo el Jefe de Estado.

En tanto, el titular de Economía afirmó que “con esta rebaja estamos impulsando aún más la posibilidad que los chilenos puedan viajar, recorrer nuestro país, pero también aprovechar la infraestructura que está creciendo gracias al plan de Modernización de Aeropuertos”.

Al respecto, el ministro Fontaine señaló que “estamos hablando de inversiones por US$ 1.400 millones en la ampliación de la infraestructura aeroportuaria, la que se suma a lo que se está haciendo con distintas obras públicas y también al trabajo que estamos haciendo para impulsar la inversión privada para generar más empleos y dar una mejor calidad de vida a los chilenos”.

Previo a la primera rebaja de tasas de embarque, aplicada el año pasado, este cobro representaba cerca del 32% del costo total del pasaje para vuelos nacionales, superando –en algunos casos- el valor de la tarifa aérea, según datos de la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional.

Así, tras la primera reducción de las tasas de embarque, entre octubre de 2018 y abril de 2019, los precios del transporte aéreo han caído un acumulado de 22%, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas.

Entre noviembre de 2018 y abril de 2019 los pasajeros transportados en vuelos nacionales subieron un 21% respecto a igual periodo del año anterior, según cifras de la Junta de Aeronáutica Civil.

La medida forma parte de un plan impulsado por el ministerio de Economía para rebajar en un 40% las tasas de embarque nacionales a 2020. Las tasas de embarque son reajustadas trimestralmente de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor por la Dirección General de Aeronáutica Civil.