• Desde la Viña Santa Rita, en el Valle del Maipo, los subsecretarios de Economía y Turismo, junto con el presidente de Vinos de Chile, conmemoraron la fecha relevando el potencial de Chile como destino enoturístico y su importancia para la reactivación del sector.

Como una forma de reconocer su valor para la identidad, la cultura y la economía del país, desde el año 2015, cada 4 de septiembre, se celebra el Día del Vino Chileno, jornada que destaca la importancia de uno de los productos nacionales de exportación con mayor presencia a nivel mundial.

Para festejar este día, destacando además el vínculo que existe entre la industria turística y la vitivinícola, los subsecretarios de Economía, Julio Pertuzé, y Turismo, José Luis Uriarte, junto con el presidente de Vinos de Chile, Aurelio Montes, y el gerente general de Viña Santa Rita, Andrés Lavados, visitaron la Viña Santa Rita, un imperdible turístico del Valle del Maipo que, junto a otras viñas de la región y el país, han reabierto sus puertas a los visitantes que podrán disfrutar de una inolvidable experiencia asociada al vino y su cultura.

“Esta industria ha posicionado el nombre del Chile en los mercados más importantes del mundo. Convirtiéndose en una alternativa sumamente competitiva frente a países líderes de este rubro. Sin embargo, su trascendencia va más allá. Está en la generación de empleos, en la innovación y en la oportunidad de negocio que genera para miles de proveedores. Pero más importante aún, la mayoría de los viñateros del país son pymes, que, con su trabajo y esfuerzo, aportan a la descentralización y generan productos únicos, con características propias de cada rincón de Chile”, afirmó el subsecretario de Economía, Julio Pertuzé.

Por su parte, José Luis Uriarte, subsecretario de Turismo, valoró la relevancia de la industria del vino a la cultura y el turismo del país, destacando que “no podemos considerarlo sólo un producto de exportación, su aporte va muchísimo más allá, pues ha revalorizado una cultura de tradiciones nacionales que se ha ido posicionando como una experiencia altamente demandada a nivel internacional, atrayendo a una cantidad importante de visitantes extranjeros, fundamentalmente brasileños y estadounidenses”.

Uriarte añadió que hoy, que comienza a visualizarse una reactivación del sector turístico nacional debido a las favorables cifras sanitarias que muestra el país “el enoturismo tiene el desafío de recuperar a los mercados extranjeros para volver a recibirlos una vez que se levanten las restricciones de ingreso a Chile, pero además, de encantar también al mercado nacional, generando una oferta atractiva para los visitantes chilenos, que representan el 60% de los ingresos que nuestro país genera por concepto de turismo”.

En tanto, el presidente de Vinos de Chile recordó que “hoy estamos celebrando el día de nuestro vino chileno, una fecha que marca un hito relevante para el sector vitivinícola y que nos invita a ver con orgullo todos los avances que hemos logrado en los últimos años, posicionados como uno de los orígenes más relevantes a nivel mundial”.

Además, Montes se plegó a la invitación del gobierno de conquistar a los turistas nacionales, comentando que “estos dos últimos años han sido muy difíciles para el sector turismo, pero ante la mejora en las cifras sanitarias, estamos apostando por la reactivación de esta industria tan importante para Chile, e invitando a todos los turistas nacionales a que vayan y recorran los distintos valles del país, más si durante este fin de semana, viñas de todos los rincones de Chile, estarán ofreciendo ofertas especiales y experiencias únicas para celebrar y homenajear al vino chileno”.

Enoturismo en Chile

Entre las regiones de Coquimbo y Biobío, Chile cuenta con más de 100 viñas vitivinícolas que se encuentran abiertas al turismo.

Según datos de la Subsecretaría de Turismo, en 2019, año previo a la pandemia, fueron 541 mil los visitantes extranjeros que, dentro de sus actividades en el país, realizaron visitas a viñedos. El 47,3% de ellos fueron turistas brasileños, seguidos por visitantes estadounidenses (10,8%).

Estos turistas permanecieron en el país un promedio de 13,2 noches, generando un ingreso de divisas de US$573 millones.